Archivo de la etiqueta: actitud

Tenga uno o dos amantes

 

998883_533888590011032_899257560_n

Hay que tener un amante / por Jorge Bucay

Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron. Y son generalmente estas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los más diversos dolores.

Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en qué ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.

Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro:”Depresión” y la infaltable receta del antidepresivo de turno.

Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, ES UN AMANTE

Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto. Están las que piensan: ¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!. Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más

A las que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición: Amante es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja. También solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby…En fin, es “alguien” o “algo” que nos pone de “novio con la vida” y nos aparta del triste destino de durar.

¿Y qué es durar? – Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia. Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.

Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, se vos también un amante y un protagonista… de la vida. Pensá que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie.

Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante…

La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental:

“Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida”.

 
Jorge Bucay

Deja un comentario

Archivado bajo Salud General, sentimientos

Longevidad

                                                                                                vv

Científicos de la Universidad de Boston compararon el material genético de más de mil personas que han superado los 100 años de edad, encontrando 19 marcas que predisponen a la longevidad.

En los relatos de antigüedad abundan los ejemplos de personas en quienes la longevidad es cosa corriente y, en este sentido, la pérdida de años vividos en este mundo se considera una suerte de regresión, un castigo acorde al declive moral del género humano.

Actualmente lo sorprendente es llegar a los 100 años, superarlos, algo que de cuando en cuando se observa: una alemana, un indio vegetariano, un mexicano con notable ascendencia indígena y, en general, ejemplos aislados.

¿Tú vivirás hasta los 100 años? El asunto es, claro, multifactorial, pero no del todo enigmático. En buena medida basta observar los hábitos de vida y otras circunstancias afines para saberlo, los cuales condicionan tanto la esperanza como la calidad de vida.

Sin embargo, no debemos olvidar los factores genéticos contra los que, hasta ahora, poco puede hacerse. O se tienen o no los genes de la longevidad, y no queda otra más que aceptarlo así.

En este sentido, investigadores de la Universidad de Boston identificaron 19 “marcas genéticas” que comparten 1600 personas de más de 100 años que aún viven.

“Algunos de estos marcadores se relacionan con la supervivencia más extendida, otros con el retraso de enfermedades vinculadas con la edad como la demencia o los males cardiovasculares”, declaró al respecto Paola Sebastiani, una de las científicas involucradas en el estudio, el cual consisitió, grosso modo, en la comparación del ADN de individuos notablemente longevos, el más viejo de ellos de 119 años de edad.

Con esta información, los científicos esperan obtener un par de desarrollos: por un lado, medicamentos que protejan contra las enfermedades que sobrevienen con el paso del tiempo y, por otra, un programa computacional que permita saber si una persona tiene predisposición a la longevidad. Sobre esto último, hasta ahora el método de los investigadores tiene un 77% de probabilidad de precisión.

En cuanto a los factores ambientales, destaca que si bien 1 persona de cada 15 tuvo la combinación genética necesaria para vivir muchos años, solo 1 en 600 lo logra, sobre todo por cuestiones de cuidado de la salud como la dieta y el ejercicio físico.

[Daily Mail]

Deja un comentario

Archivado bajo Salud General

Hojas Secas

Cuando las hojas secas caen de los árboles en el otoño el árbol queda desnudo por varios días… si alguien lo viera en esos momentos y no supiera que después, en la primavera va a reverdecer con nuevas hojas y nuevos bríos, flores y frutos, pensaría que está muerto… pero no es así.

En la vida nosotros todos tenemos esos períodos

en que las hojas se caen y nos quedamos desnudos…

algunos por haber perdido un amor o un ser querido,

bien sea por la separación definitiva de la muerte,

o la separación terrenal de los divorcios o alejamientos… Ese período desnudo puede ser causado por una etapa de mucha necesidad económica… o tal vez de una enfermedad, un accidente… o de pérdida de valores, status, una prisión u hospitalización… Sin embargo, siempre hay que tomar el ejemplo en la naturaleza y vivir armoniosamente con ella, y de la misma manera que un árbol desnudo después va a reverdecer asimismo tenemos que pensar que en esos períodos de desnudez ya bien sea espiritual, económica, sentimental o de cualquier otro tipo después vendrán nuevamente las hojas, las flores y los frutos…

y el árbol habrá aprendido su lección

y ya no estará triste cuando pierda las hojas.

Nunca pierdas la fe… recuerda siempre que cuando una puerta se cierra hay muchas otras que se están abriendo

y que el secreto consiste en apartar la vista triste de esa puerta cerrada y llevarla a las otras… en esos momentos

es cuando se empieza a ver la luz al final del túnel

                                                                               y el árbol comienza a reverdecer nuevamente…

 

Desconzco autor

Deja un comentario

Archivado bajo Salud General

Libera el pasado, el presente dirígelo TU

vidahermosa

Liberando el pasado

Hoy en día, existen muchas personas que aun les cuesta soltar y liberar emociones que les sigue atando a un pasado doloroso lleno de rabias, odio, rencor, resentimientos. Estas emociones están catalogadas dentro de los últimos niveles de vibración de energía, lo que significa que si no hacemos algo por nosotros mismos para aumentar esta vibración, nuestros cuerpos pueden enfermar y hasta causarnos enfermedades terminales tal como el cáncer.

Cuando experimentamos una emoción de baja vibración, nos enfrentamos a una pérdida o ruptura, sea amorosa, laboral, de amistades e inclusive dentro de nuestro núcleo familiar, activamos en nuestro subconsciente mecanismos de autodefensa que construyen muros en nuestros corazones para protegernos de esa emoción que estamos experimentando bien sea de culpa, pérdida, duelo, fracaso, depresión, etc…; quedándonos anclados en un profundo dolor y muy comúnmente sumergidos desde el papel de “La Victima”. Otras personas pueden también elegir quedarse ancladas en la emoción de la rabia, odio, resentimiento, impotencia, venganza o rencor hacia esa otra persona. En cualquiera de los casos, no estamos liberando la emoción, sino que se queda atrapada dentro de nuestro cuerpo, pudiendo quedar grabadas en cualquier órgano(s) o parte(s) del cuerpo, y es ahí donde precisamente se manifestará la enfermedad o debilidad de nuestro organismo.

Por eso es la importancia de tomar consciencia de la capacidad que tenemos para sanarnos a nosotros mismos, reconociendo precisamente esas sombras que aún asechan a nuestro ser, a nuestra Alma; para permitirnos soltar y poder acercarnos mas hacia la luz que nos devolverá ese estado de paz y armonía en nuestros cuerpos Físico, Emocional, Mental y Espiritual.

Sabemos que no es una tarea fácil aceptar sucesos o vivencias que nos han causado tanto dolor a nuestra Alma. Pero les recomendaré algunos tips para que pueden empezar desde hoy a liberar ese pasado que tanto los atormenta.

  • Lo primero que debemos hacer es vivir y experimentar este proceso de dolor. Vivir nuestro duelo. Cada quien es diferente y vive su proceso de una manera diferente a la otra persona, a su propio ritmo. Llora! no reprimas tus sentimientos.
  • Una vez experimentado esto, procedemos a reconocer cuál es la emoción que nos está afectando nuestro estado de paz mental, emocional, físico y espiritual.
  • Debemos prestar atención y darnos cuenta en que parte del cuerpo sentimos esta emoción, si es en el pecho, en el estómago, en el corazón o cualquier otro órgano del cuerpo. Inhalas profundamente y exhalas fuertemente como si estuvieses lanzando un dardo por tu boca. Repite varias veces hasta que no sientas mas dolor en esa parte de tu cuerpo o al menos logres quedarte calmado.
  • Reconocer el origen que nos llevo a vivir esta experiencia. Aceptar tu responsabilidad! Al hacernos responsables de nuestras propia vida, aceptar que hemos creado lo que estamos viviendo, es cuando empezará tu proceso de sanación.
  • Perdonarnos a nosotros mismos. Puedes hacer una carta en donde anotes todas esas cosas que te molestan de ti mismo y/o de esa persona que sientes que te causó daño. Léela en voz alta varias veces y luego Quémala! Practica el Ho´oponopono para lograr trabajar el perdón, las cuatro palabras que curan Lo Siento, Perdóname, Gracias, Te Amo.
  • Reencuéntrate con tu Ser. Pide asistencia de tus seres de luz, ángeles, arcángeles o cualquier deidad a quien le tengas devoción. Así podrás ver con claridad el aprendizaje que obtuviste de este proceso. Las respuestas sólo las tienes tu, están dentro de ti!
  • Elevarnos a la frecuencia del Amor. Una vez que logres alcanzar la paz y armonía dentro de ti, podrás ver todo desde un punto de vista diferente, verás y aceptarás con amor todo lo vivido y agradecerás esas experiencias, pues gracias a ellas, estarás de regreso en el camino donde debes estar.
  • Cerramos ciclos. Al encontrarnos desde este estado de felicidad y tranquilidad mental, emocional, mental y espiritual; te permitirás acercarte a esa persona que causó daños en ti y perdonarla. Si no quieres a esa persona de regreso en tu vida, puedes hacer una carta y te despides con amor deseándole lo mejor. La lees en voz alta y luego la quemas con una vela blanca mientras visualizas como te despides amorosamente de esa persona, agradeciéndole las enseñanzas que te dejó.
  • Vive el Aqui y Ahora!

Los invito a que practiquen esto, aunque no quiere decir que quizás no van a necesitar terapias profesionales. Cada caso es diferente, solo TU sabes que necesitas en tu vida y estos son sólo algunos tips que son herramientas de auto sanación que quiero compartir porque ha funcionado en mi vida.

No somos seres perfectos, somos la perfecta creación de Dios! Varias veces les he comentado que somos seres de luz viviendo una experiencia en un cuerpo humano, lo que quiere decir que somos 50% cielo y 50% tierra; y esta bien equivocarnos, caernos y levantarnos. Lo importante es que con estos aprendizajes tendremos la capacidad de reconocer inmediatamente el origen del problema y las herramientas para asumirlo, y soltarlo, así nada mas! No seguir acumulando mas cargas sobre nuestras espaldas. Todo lo que sucede en nuestras vidas es perfecto, y todo lo que estas haciendo hasta ahora esta perfecto!

Las cosas pasan por alguna razón y nada es casual en esta vida! La causalidad nos une!

Al tomar consciencia y practicar esto en nuestras vidas, empezaremos a sanar y a lograr el bienestar de nuestro ser, y tu Alma te agradecerá que hallas limpiado su karma para continuar con su evolución.

“El pasado ya no se puede cambiar, el futuro aun no ha sucedido, el presente Sí lo diriges TU!”.

Por Analicia Masiero

Deja un comentario

Archivado bajo Salud General

Conserva tu cerebro joven a cualquier edad.

 Las 7 claves de un cerebro jovenmujer azul

Envejecer es un mal vicio que no se pueden permitirlos que andan muy ocupados” (André Maurois)
Como no todo el mundo tiene tiempo o ganas de escribir novelas o de tocar el violín, vamos a ver las claves para mantener el cerebro joven a cualquier edad.
Según el divulgador William Speed, hay siete cosas que todo el mundo debería hacer para que su centro de operaciones no vea menguado su rendimiento:
1. Ejercicio . Según los especialistas en terapias antiaging, el mejor tonificador del cerebro son las zapatillas de deporte, ya que mejora el ritmo cardiaco y, por tanto, la circulación de la sangre. Un cerebro bien irrigado mantiene en buen estado las conexiones entre las neuronas, que son esenciales para el pensamiento. Por tanto, el ejercicio suave suministra más sangre y oxígeno a nuestro tejido cerebral, evitando que se deteriore.
2.Buena alimentación. El consumo de alimentos ricos en antioxidantes –frutas y verduras, legumbres, frutos secos, té verde– no sólo ayuda a prevenir el cáncer, sino que neutraliza los temidos radicales libres que envejecen el cerebro. Una dieta demasiado grasa, además, puede derivar en presión arterial alta, diabetes, obesidad o colesterol, los cuales dificultan el riego sanguíneo también en el cerebro.
3. Aprender siempre.Aunque nuestra materia gris empieza a envejecer a los 30 años, un aprendizaje constante permite mantener la agilidad. Para ello debemos procurar a la mente ejercicios y nuevos desafíos.
4. Mantener la calma. Jeansok Kim, un investigador de la Universidad de Washington, asegura “que el estrés puede dañar los procesos cognitivos como el aprendizaje y la memoria”. En especial, el estrés crónico debilita la región del cerebro denominada hipocampo, donde se forma y consolida la memoria.
5. Dormir suficiente. Un estudio llevado a cabo en Harvard con estudiantes de matemáticas demostró que un buen descanso nocturno duplicaba la capacidad de los participantes para resolver problemas planteados el día antes. Esto se debe a que, mientras dormimos, el cerebro se mantiene activo y tiene tiempo de sintetizar lo que ha aprendido con anterioridad. La expresión “voy a consultarlo con la almohada” tiene, por tanto, mucho sentido.
6.Reír . El humor estimula la generación de dopamina, una hormona y neurotransmisor que nos hace “sentir bien”. La risa nos ayuda a relativizar nuestras preocupaciones, con lo que evitamos que nuestra mente se ancle.
7. Aprovechar la experiencia. Lo bueno de hacerse mayor es que atesoramos un archivo con millones de situaciones que nos proporcionan criterio. Esta información podemos aprovecharla para afrontar problemas –nuestros o de otras personas– para los que una persona joven no está preparada.

Juegos para el cerebro.
Los seres humanos no dejan de jugar porque envejecen; envejecen porque dejan de jugar” (Oliver Wendell Holmes).
En las farmacias se venden sofisticados complementos vitamínicos para nutrir nuestro músculo pensante, y las tiendas de productos naturales recomiendan ginseng para la vitalidad y gingko biloba para reforzar la memoria. Sin embargo, la mayoría de especialistas coinciden en que el juego es el protector número uno de las facultades mentales.
La terapeuta Amber Hensley aconseja incorporar a nuestra rutina diaria alguna de estas actividades para mantener bien lubricada nuestra red neuronal:

• Juegos de mesa como el ajedrez, las damas, el dominó o las cartas, incluyendo los solitarios.
• Puzzles, mecanos y otros juegos de construcción.
• Crucigramas, sudokus o cualquier pasatiempo.

Para los que se aburren con esta clase de pasatiempos,aprender un idioma es una excelente manera de engrasar todos nuestros circuitos cerebrales, ya que implica ejercitar la memoria, entender nuevas estructuras y sintetizar reglas gramaticales.
Por supuesto, dos actividades como leer y escribir también resultan una gimnasia mental de primer orden, al igual que aprender a tocar algún instrumento musical.
Una actitud optimista será el complemento imprescindible para que nuestro cerebro sea un generador de creatividad en lugar de un pozo de lamentos.
Alimentar la curiosidad y celebrar cada día que pasamos en el mundo es todo lo que hace falta para no retirarnos nunca del lado soleado de la vida. Como reza un proverbio irlandés, nunca lamentes que te estás haciendo viejo, porque a muchos les ha sido negado este privilegio ”.
“La única forma de mantenerse joven mentalmente es no dejar nunca de jugar. Independientemente de la edad, debemos vivir como si estuviéramos poniendo a prueba el mundo, es decir, seguir siendo niños. Cuando observamos a grandes artistas como Matisse, Picasso o Miró, entendemos que en esencia continuaron haciendo lo mismo que en su infancia: jugar, divertirse, ponerse nuevos retos. Mantener la ilusión cada día y no renunciar a los valores de la infancia es el elixir de la juventud. También para el cerebro, pues en cuanto empiezasa pensar como un viejo ya has perdido la batalla. Por eso es bueno que los abuelos estén cerca de sus nietos y les vean jugar e imaginar. Los niños son nuestros mejores maestros” (Gerard Rosés, pintor).

“La alfabetización digital tiene que ver con el dominio de las ideas, no de las teclas”

Deja un comentario

Archivado bajo Salud General

Sé grata sorpresa en la vida de otros

                                                                                                          
Cuando Sócrates estaba en la cárcel, le pidió a un prisionero que cantaba que le enseñara una canción.
– “¿Para qué?” –le preguntó el otro.
– “Para que pueda morir sabiendo una cosa más” –respondió el filósofo.
Amigos, cuántos de nosotros tenemos vida, trabajo, familia y tantas cosas por las cuales luchar, mas sin embargo hemos perdido ya el deseo de vivir, aprender o soñar. Siempre le he pedido a Dios que me ayude a que la apatía no se adueñe de mí con el paso de los días y que siempre tenga esperanza, amor, cariño y aspiraciones para seguir adelante.
Hermano, hermana:  Si hoy crees que no tienes por qué vivir, recuerda que no estás en la cárcel y puedes aprender mucho más que una canción y cambiar la vida de muchas otras personas.
Arturo Quirós Lépiz

Deja un comentario

Archivado bajo Salud General, sentimientos

Vivir y enfrentar lo que nos toca

                                             

Pilar Sordo, autora©

Mi percepción a medida que envejezco es que no hay años malos. Hay años de fuertes aprendizajes y otros que son como un recreo, pero malos no son.

Creo firmemente que la forma en que se debería evaluar un año tendría más que ver con cuánto fuimos capaces de amar, de perdonar, de reír, de aprender cosas nuevas, de haber desafiado nuestros egos y nuestros apegos.


Por eso, no debiéramos tenerle miedo al sufrimiento ni al tan temido fracaso, porque ambos son sólo instancias de aprendizaje.
Nos cuesta mucho entender que la vida y el cómo vivirla depende de nosotros, el cómo enganchamos con las cosas que no queremos, depende sólo del cultivo de la voluntad.


Si no me gusta la vida que tengo, deberé desarrollar las estrategias para cambiarla, pero está en mi voluntad el poder hacerlo.
“Ser feliz es una decisión”, no nos olvidemos de eso.


Entonces, con estos criterios me preguntaba qué tenía que hacer yo para poder construir un buen año 2012 porque todos estamos en el camino de aprender todos los días a ser mejores y de entender que a esta vida vinimos a tres cosas:
-a aprender a amar
-a dejar huella
-a ser felices
1) Aprender a amar la responsabilidad como una instancia de crecimiento. El trabajo sea remunerado o no, dignifica el alma y el espíritu y nos hace bien en nuestra salud mental.


2) Valorar la libertad como una forma de vencerme a mí misma y entender que ser libre no es hacer lo que yo quiero. Quizás el 2012 deberíamos ejercer nuestra libertad haciendo lo que debemos con placer y decir que estamos felizmente agotados y así poder amar más y mejor.


3) El tercer y último punto a cultivar durante el 2012 es el desarrollo de la fuerza de voluntad, ese maravilloso talento de poder esperar, de postergar gratificaciones inmediatas en pos de cosas mejores. Este a mi juicio es el gran elemento a educar no sólo el 2012 sino que durante todo el siglo XXI.


Es dentro de todo este trabajo donde nos debiéramos concentrar en:

  • Sentarnos en la mesa en familia, mínimo una vez a la semana, ojala todos los días.

  • Apagar las “pantallas” (TV, PCs, celulares, etc.), mientras estamos comiendo, no contestar teléfonos, sentir que los únicos ruidos que se escuchan sean los de nuestras voces.

  • Hacernos cariño y tratarnos bien como país y como familia, saludarnos en los ascensores, saludar a los guardias, a los chóferes de las micros, sonreír por lo menos una o varias veces al día. Querernos.

  • Crear dentro de nuestras casas, hogares. Y para eso tiene que haber olor a comida, cojines aplastados y hasta manchados, cierto desorden que acuse que ahí hay vida. Nuestras casas, independientes de los recursos, se están volviendo demasiado perfectas que parece que nadie puede vivir adentro.

  • Tengamos contacto con la naturaleza, juguemos, riamos y démonos el tiempo de compartir con los abuelos, imprimámosle las fotos para que ellos las vean como a ellos les gusta y disfrutemos de sus sabidurías. Obliguemos a nuestros hijos a compartir con ellos, así entenderán sus historias.

  • Tratemos de crecer en lo espiritual, cualquiera sea la visión de ello. La trascendencia y el darle sentido a lo que hacemos tiene que ver con la inteligencia del nuevo siglo: la inteligencia espiritual.

  • Tratemos de dosificar la tecnología y demos paso a la conversación, a los juegos “antiguos”, a los encuentros familiares, a los encuentros con amigos, dentro de casa. Valoremos la intimidad, el calor y el amor dentro de nuestras familias.

Si logramos trabajar en estos puntos, habremos decretado ser felices, lo cual no nos exime de los problemas, pero nos hace entender que la única diferencia entre alguien feliz o no, no tiene que ver con los problemas que tengamos sino que con la ACTITUD con la cual enfrentemos lo que nos toca.

El 2012 vendrá con lo que tenga que venir, todo será necesario y maravilloso, lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo, acojámoslo con amor y con gratitud y con el alma abierta a todo lo que tendremos que aprender de él.
Que Dios los bendiga a todos.


“Sufrimos demasiado por lo poco que nos falta, y gozamos poco de lo mucho que tenemos” (Shakespeare).


Deja de lado las quejas y haz que tu trayecto quede marcado con rastros de luz.

Deja un comentario

Archivado bajo Salud General