Archivo de la etiqueta: medicina

Osteoporosis

Osteoporosis y fármacos genéricos

Nuevos estudios demuestran que la eficacia de algunos genéricos para la osteoporosis es inferior a la de los medicamentos de marca en la prevención de las fracturas

  • Por CLARA BASSI

– Imagen: Mateusz Atroszko -La osteoporosis afecta a un amplio grupo de mujeres en la postmenopausia. Para prevenir el riesgo de fracturas, es importante tomar el sol 15 minutos al día, con el fin de absorber mejor la vitamina D, y consumir calcio. Además, muchas mujeres necesitan tratamientos farmacológicos para proteger los huesos de su deterioro. Estos medicamentos pueden ser originales (de marca) o genéricos. Sin embargo, hay estudios que señalan que estos últimos no ofrecen los mismos resultados que los clásicos de marca para prevenir las fracturas por osteoporosis. En este artículo se describe qué es una fractura osteoporótica y sus consecuencias y se explican las diferencias entre los fármacos originales y los genéricos.

 

Una de cada dos mujeres de más de 50 años desarrollará osteoporosis a lo largo de su vida, sobre todo en la etapa postmenopáusica, en la que se produce una mengua de las hormonas ováricas y una pérdida de masa ósea. El progresivo envejecimiento de la población y el alargamiento de la esperanza de vida contribuyen a que cada vez sean más las mujeres que sufran este problema de salud, que constituye un riesgo muy importante de fractura de cadera, entre otras, la consecuente pérdida de calidad de vida, así como la disminución de la esperanza de vida.

Fracturas osteoporóticas

El 40% de las mujeres de más de 50 años con osteoporosis sufrirá una fractura osteoporótica o fractura de bajo impacto. Se considera como tal la fractura que ocurre al caerse una persona desde su propia altura o de una escalera de menos de tres peldaños, siempre que no se rompa el cráneo, la cara, el pie o la mano. No obstante, la fractura de muñeca sí que se considera osteoporótica, al igual que las de fémur o cadera en las circunstancias descritas. Una quinta parte de las mujeres que sufren una de estas fracturas de cadera (entre el 16% y el 18%, según diferentes estudios) muere durante el primer año.

El 40% de las mujeres de más de 50 años con osteoporosis sufrirá una fractura osteoporótica

Una fractura osteoporótica en la muñeca, el fémur o la cadera es, pues, sinónimo de muerte, invalidez, además de un importante hándicap personal y social. “La artrosis y la osteoporosis son dos de las enfermedades que más invalidez producen en todo el mundo”, ha explicado José Luis Neyro, del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Cruces y de la Universidad del País Vasco, con motivo de su ponencia ‘Genéricos y Osteoporosis. ¿Son la misma cosa?’ presentada en la décima edición del Curso de Formación Continuada de Salud de la Mujer, impartido en Bilbao.

Para prevenir el riesgo de fracturas, las mujeres afectadas deben seguir una serie de recomendaciones, como tomar el sol 15 minutos al día para absorber mejor la vitamina D y consumir calcio. Además, precisan de fármacos para proteger los huesos de su deterioro y disminuir el peligro de fractura. “El tratamiento de la osteoporosis se puede comparar a la construcción de una casa: se necesita a un albañil (fármaco), pero este no puede construirla solo, sin cemento (vitamina D) ni ladrillos (calcio)”, dice de manera gráfica Neyro. Estos medicamentos pueden ser originales (de marca) o genéricos.

¿Genéricos en osteoporosis?

A pesar de la bioequivalencia entre los fármacos genéricos y los originales (de marca), en fechas recientes se han publicado nuevos estudios que demuestran que la eficacia de algunos genéricos para la osteoporosis (para la que se han aprobado 22 genéricos) es inferior a la de los medicamentos de marca en la prevención del principal riesgo de esta enfermedad, que son las fracturas osteoporóticas, según información de Neyro.

Así, el primer análisis que alertó sobre esta cuestión fue una investigación alemana, dirigida por el profesor J. D. Ringe, del Hospital de Leverkusen, de la Universidad de Colonia, donde se compararon dos fármacos de marca (alendronato original y risedronato original) y alendronato genérico en 186 pacientes en total (62 en cada grupo). Ya en el primer año, estos científicos comprobaron que la efectividad clínica de los tres productos no era la misma. Los pacientes que recibieron los medicamentos originales tenían una mejor radiografía densitométrica respecto a los que tomaron el genérico y, además, los del grupo de genéricos abandonaron más el tratamiento por efectos secundarios.

También se han realizado estudios (uno en Alemania y otro en Italia) donde se ha confirmado que no son tan coste-efectivos como los originales, es decir, que no son tan rentables a la hora de prevenir las fracturas osteoporóticas.

Y, con posterioridad, J. A. Kanis, catedrático emérito de la Universidad de Sheffield y del grupo experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre osteoporosis, sostiene que es posible que los genéricos no consigan los objetivos finales de reducir el riesgo de estas fracturas respecto a los fármacos originales.

Diferencias entre fármacos originales y genéricos

Un genérico (especialidad farmacéutica genérica o EFG) es un fármaco con la misma bioequivalencia que un medicamento original, es decir, es la misma molécula que el original (contiene la misma fórmula química) y posee sus mismas características farmacocinéticas (lo que sucede con un fármaco desde el momento en el que es administrado hasta su total eliminación del cuerpo) y farmacodinámicas (lo que le ocurre al organismo por la acción de un medicamento), aunque la legislación vigente acepta que pueda diferir un 20% respecto al original, informa Neyro.

Los genéricos son más baratos que los originales, que están protegidos durante diez años para compensar la inversión en investigación realizada por la industria farmacéutica.

En términos de eficacia, calidad y seguridad, los genéricos son idénticos a los originales. Su bioequivalencia, respecto a los originales, es la misma. Ese 20% se refiere solo a la biodisponibilidad del fármaco, es decir, a cómo este se dispone en el organismo para actuar. Si la concentración del principio activo en sangre se determina que sea 100, se admite que si esta se encuentra entre un rango de 80 y 120, el producto también sea clínicamente eficaz. Por poner un ejemplo, si se mide un índice como el dolor, cuando el producto está en una concentración determinada en sangre de +20/-20, el dolor desaparece igual”, expone Ángel Luis Rodríguez Cuerda, director general de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG).

Sin embargo, “ese 20% ha dado lugar a falsas interpretaciones: se ha dicho que los genéricos diferían un 20% en bioequivalencia respecto a los originales o que eran un 20% menos efectivo. No es correcto decir que un medicamento genérico es un 20% menos eficaz que uno de marca. Además, esta diferencia de +/-20% de biodisponibilidad puede darse tanto entre un fármaco genérico y otro, o entre una marca y otra”, precisa Rodríguez Cuerda.

Eroski shutterstock_213583301consumer.es

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Salud General

Sanadores y Médicos

“Sanadores y médicos deberíamos colaborar”

El hijo de la portera tenía cáncer de mediastino. El pronóstico eran seis meses de vida.

Sí que empezamos bien.
Al cabo de un año estaba estupendo (vivió siete años más). Me dijo que lo había curado un chamán. Le pedí su historial, se trataba de una curación sin explicación médica. Me chocó tanto, que me puse a investigar como un loco.

Eso le honra.
Llevo toda la vida inmerso en el mundo de la medicina, acumulo más de cuarenta años de experiencia, y en ese mundo de las sanaciones he visto cosas inimaginables, pacientes que mejoraban o se curaban con métodos tan raros que no sabía ni que existía.

Se ha relacionado con médiums, sanadores, chamanes
Sí, y geobiólogos, radioestésicos, brujos y personajes inclasificables.

Entramos en terrenos resbaladizos.
Hay que investigar, no menospreciar a nadie porque consideremos que no está tan bien preparado como un médico con sus títulos y másters. No digo que nos pasemos al otro lado, sino que tratemos de sacar provecho de ambas medicinas.

Cuénteme sus experiencias.
Las he vivido y he recopilado durante nueve años. Chamanes y sanadores me han permitido estar a su lado mientras trabajaban. Yo mismo he sido conejillo de Indias en varias ocasiones: me tumbé en la mesa de operaciones del sanador filipino Álex (70) y grabé cómo me operaba con las manos de una hernia discal.

Tiene usted valor.
Introdujo las manos en mi cuerpo y sacó un coágulo rojizo. Lo increíble es que un tiempo después me operaron en España de otra vértebra (también lo filmé), y lo que me extrajo el traumatólogo era exactamente igual a lo que me había sacado el chamán. Todo está colgado en internet.

Son cosas difíciles de explicar.
Como médico, para mí lo más incomprensible son las sanaciones a distancia: éramos unas quince personas meditando y enviando energía a otra en coma por un ictus cerebral y que estaba a 10.000 km. Salió del coma durante la sanación. Lo viví también, en varias ocasiones, estando junto al paciente.

¿En qué otros campos ha investigado?
En las vibraciones y sus frecuencias, en la sanación con piedras, que funciona muy bien con enfermedades psicosomáticas porque rescinde los bloqueos emocionales.

¿Cómo se lo explica?
Somos energía que se transmite por química. Cuando una emoción transita de forma anómala en un paciente puede originar un bloqueo que si se enquista puede ser el origen de una enfermedad, una inflamación, un quiste o incluso una tumoración.

Me sorprende usted, doctor.
Tener en cuenta los chacras, los meridianos, los puntos energéticos del cuerpo, el influjo de los campos energéticos y los electromagnéticos; tener en cuenta todas esas cosas que la medicina convencional no considera puede abrir un camino para entender los mecanismos que nos enferman. Nuestra medicina sólo considera el final: el tumor, pero no el recorrido.

Antes de investigarlos, ¿ya creía en estos temas?
En absoluto, pero tengo documentados más de treinta casos de sanaciones de cánceres a desahuciados por la medicina.

¿Cuál fue su experiencia con médiums?
La más espectacular la viví en mi consulta cuando una paciente nada más verme se puso a llorar: “Acabo de ver que tendrá usted un accidente muy grave; y poco después su hijo, pero no será grave”. Al cabo de una semana un accidente de moto me dejó en coma, y quince días después lo tuvo mi hijo.

¿Autosugestión?
Los médiums (y he encontrado de todo tipo: gente increíble, charlatanes y mangantes) tienen capacidad para acceder a los archivos akásicos, donde se supone que está toda la información de la humanidad.

¿…?
Después de experiencias como esa no vuelves a ser el mismo. Hoy creo que el sentido de la existencia es experimentar, e incluso considero la posibilidad de la reencarnación para ir acumulando esa experiencia. Hay miles de casos documentados por médicos de pacientes que han muerto y han revivido, y han contado lo que ocurre en ese trance.

¿Qué le dicen sus colegas?
En las clínicas donde colaboro he dado conferencias ante sus gerentes y mis colegas, y he invitado a personajes como el geobiólogo Jean-Jacques para que les hiciera demostraciones.

¿Y?
A veces no sabemos qué tienen los pacientes. Jean-Jacques, con su antena de Lecher, nos decía dónde mirar. Hacíamos el análisis, la resonancia o la ecografía en ese punto y encontrábamos una patología escondida.

¿Cuáles son sus conclusiones?
Espero que a medida que pase el tiempo muchas de las cosas que he podido investigar no se vean tan anómalas, y sanadores y médicos podamos llegar a colaborar, hacer una simbiosis entre las distintas medicinas.

POR IMA SANCHIS

Deja un comentario

Archivado bajo Salud General, sentimientos

El origen y el futuro de el Alzheimer

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON CLAUDE WISCHIK

‘El origen del Alzheimer es una acumulación de basura en el cerebro’

Claude Wischik, experto mundial en Alzheimer. Claude Wischik, experto mundial en Alzheimer.
EDUARDO SUÁREZ (corresponsal)

LONDRES.- El fármaco se llama Rember y no llegará a las farmacias al menos hasta 2012 pero este verano ha desatado una oleada de expectación. Básicamente porque consigue lo que ningún medicamento ha logrado hasta ahora en la lucha contra el Alzheimer: detener el deterioro psíquico de los pacientes y lograr que algunos recobren habilidades que habían perdido.

Detrás de Rember está un equipo de 70 científicos dirigido por Claude Wischik, que ejerce como profesor en la Universidad de Aberdeen. Hasta ahora se ha probado con éxito en 321 pacientes y todo está listo para iniciar en 2009 la última fase de experimentos. Wischik habló con EL MUNDO del nuevo producto pero también del origen y el desarrollo de la enfermedad y de la posibilidad de un mundo sin Alzheimer.

Pregunta.- Explíqueme en cristiano qué sucede en un cerebro afectado por la enfermedad de Alzheimer

Respuesta.- Lo primero que hay que explicar es que nuestro cerebro está hecho de conexiones de neuronas. Estas conexiones se hacen por medio de una especie de tuberías. Dentro de ellas es donde se desarrolla la proteína TAU, cuyo papel es hacer que la conexión sea eficiente. Son como las traviesas de las vías. Ayudan a que los trenes de información circulen rápido………..‘En mi opinión entre 2016 y 2018 el Alzheimer será sólo una pesadilla y habrá acabado’

Leer más

http://elmundosalud.elmundo.es/elmundosalud/2008/09/19/neurociencia/1221848254.html

Deja un comentario

Archivado bajo General